jueves, 6 de septiembre de 2012

Pierre Soulages



El Tachismo fue un estilo de pintura abstracta francés desarrollado durante los años 1940 y 1950.  Pertenece al movimiento mas amplio del Informalismo (Art informel). También se conoce el Tachismo como abstraction lyrique (relacionado con la abstracción lírica estadounidense). Los artistas del Grupo CoBrA y del japonés Gutai también están relacionados con el tachismo. Después de la Segunda Guerra Mundial el término Escuela de París a menudo se refería al tachismo. Algunos de sus miembros eran Jean Dubuffet, Pierre Soulages, Nicholas de Stael, Antoni Tàpies, Hans Hartung, Serge Poliakoff, y Georges Mathieu, Según Chilvers, el término tachismo «se usó por primera vez en este sentido alrededor de 1951 ( se ha atribuido la acuñación del término a los críticos franceses Charles Estienne y Pierre Guéguen ) y circuló ampliamente a partir del libro del pintor y crítico francés Michel Tapié Un Art autre (1952).»Tachismo fue una reacción al cubismo y se caracteriza por una pincelada espontánea, goteos y manchas de pintura directamente provenientes del tubo, y a veces garabatos que recuerdan a la caligrafía.




Uno puede ser completamente feliz con la contemplación sin necesidad de que esta sea analítica. Cuando el transmisor y el receptor no se interfieren, cuando no intentan imponer una posición definitoria todo se vuelve sencillo, nuestra reacción emotiva no es solo visual, es global. Interviene el cuerpo y la mente con su complicada estructura. La lectura que nos ofrece Soulages es simple, esquemática y sencilla. Es contemplativa, no tiene necesidad de contarnos ninguna historia ni posicionarse ante ningún principio vital. Solo una pequeña ayuda con textura, eso le basta.

Hay una afinidad patente en su obra con los últimos cuadros de Rothko en su capilla de Houston, Texas. No por la utilización del color oscuro, sino por ese desesperado intento de cegarse por la luz, de traspasar el negro, la oscuridad, pasar al otro lado, atravesar el muro, como un Koan.

Reconozco el esfuerzo, y la " locura " del intento. Quizá fue fatal para Rothko, pero nunca lo sabremos. Ahora no quiero ser cruel, pero mucha de la obra de Soulages quedaría preciosa como cerámica con su textura y color decorando las paredes de mi ducha o cocina, ¿pura contradicción ?
JL.Coral















































































Pierre Soulages, nació en Rodez (Aveyron) Francia el 24 de diciembre de 1919) es un pintor, grabador y escultor francés, representante del tachismo. Soulages también es conocido como «el pintor del negro» debido a su interés por ese color. Antes de la Segunda Guerra Mundial, Soulages ya había recorrido los museos de París, visitando el Museo del Louvre, donde buscando su vocación, vió a Cézanne y Picasso que fueron para él revelaciones.  Se dirigió a Montpellier y frecuentó asiduamente, el Museo Fabre. Fue sólo en 1946 que él pudo dedicar todo su tiempo a la pintura. Después del servicio militar en tiempo de guerra, abrió su estudio en París, en la calle Schoelcher, cerca de Montparnasse. Celebró su primera exposición en el Salón de los Independientes de 1947. También trabajó como escenógrafo. En 1979 Pierre Soulages fue nombrado Miembro Honorario Extranjero de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras. En 1992 fue galardonado con el Praemium Imperiale. Desde 1987 hasta 1994, produjo 104 vidrieras para la Iglesia abacial de Sainte Foy de Conques ( Aveyron, Francia ). Es el primer artista vivo al que se invitó a exponer en el Museo estatal del Ermitage en San Petersburgo, y luego en la Galería Tretiakov de Moscú en 2001. En 2006, una composición de 1959 se vendió por un millón doscientos mil euros en Sotheby's. En 2007, el Museo Fabre de Montpellier le dedicó una sala, presentando la donación que hizo a la ciudad. Esta donación incluye veinte cuadros desde 1951 hasta 2006, entre los que hay obras principales de los años sesenta, dos grandes obras de los setenta y varios polípticos de gran tamaño.


Amo la autoridad del negro, su severidad, su evidencia, su radicalidad. Su poderosa fuerza de contraste le aporta a todos los colores una presencia intensa y, al iluminar los más oscuros, les confiere una grandeza sombría. El negro tiene posibilidades incalculables y yo, atento a cuanto ignoro, voy a su encuentro.
Pierre Soulages





No hay comentarios:

Publicar un comentario