jueves, 6 de septiembre de 2012

Frontal altar de Santa María de Cardet - románico, pintura







Vista aérea, el punto rojo señala el ábside de la iglesia

Santa María de Cardet, conocida como Santa María de les Cabanasses, es la iglesia parroquial de la aldea llamada Cardet en el valle de Bohí, provincia de Lleida, Catalunya. Es románica del siglo XII (con modificaciones del siglo XVIII) y pertenece al grupo de iglesias rurales románico-lombardas dispersas por este valle. Se encuentra edificada en el extremo del pueblo, en un barranco donde se asienta el ábside. Por esa razón dicho ábside es de mayores proporciones en altura que los de las demás iglesias del valle. Aprovechando el desnivel del terreno, se construyó una pequeña cripta Capilla situada bajo el altar mayor donde se solían conservar las reliquias en el interior, la única de todo el conjunto.

La iglesia de Santa Maria de Cardet cuenta con una historia semejante a las del resto del Valle de Bohí, vendida y cambiada entre los condes del Pallars en el siglo XI, y luego sometida al patronazgo del monasterio de Lavaix.




Vista frontal. Sobre la portada occidental se alza una espadaña con tres huecos para campanas. En 1992 fue declarada Bien de Interés Cultural y en el 2000, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dentro del conjunto de las Iglesias románicas catalanas del Valle de Bohí. La iglesia tiene una sola nave, cubierta con cuatro tramos de bóveda de arista. La cabecera termina en ábside semicilíndrico. Posee decoración escultórica en los arcos, decoración de dientes de sierra y bandas lombardas.
En el lado de poniente del edificio se abre, abrigado bajo un sencillo porche, la puerta de acceso al interior. 



Vista exterior del ábside

Su estructura aparece muy simple y sencilla, se trata de una iglesia con una sola nave rematada en el lado oriental por un ábside semicircular, que por las condiciones del terreno en fuerte pendiente en ese lado, presenta una doble planta precisamente en la parte del ábside. Observando el edificio de perfil, desde el lado sur, observamos esto de una manera clara.

El exterior está decorado con arcuaciones ciegas, friso de esquinillas y bandas, como corresponde a la decoración lombarda. En el ábside se abren cuatro vanos de arcos dobles de medio punto.



Vista aérea con la cubierta protegida



Puerta

La puerta de acceso al interior sencilla y casi sin decoración, es una modificación de la existente anterior de origen románico, de la que se adivina aun el arco de medio punto sobre la actual. En la clave de este arco románico aparece dibujado en la superficie un crismón trinitario. Bajo el, otro mas rudimentario marcado en otra piedra, apenas legible e identificable. Destaca también una cruz dibujada en una de las piedras de la jamba derecha y los herrajes de la puerta, de origen románico.



Detalle de los herrajes de la puerta de origen románico




Vista interior 

En el interior se venera la imagen de la Mare de Déu de les Cabanesses, del siglo XIV. El altar original tiene una copia de un frontal artístico que se expone actualmente en el Museo Nacional de Arte de Catalunya. Pintura al temple sobre madera con relieves de estuco antiguamente cubiertos de corladura, barniz que dado sobre piezas plateadas y bruñidas las hace parecer doradas. Es obra de la segunda mitad del siglo XIII. Está representada la Virgen dentro de una mandorla rodeada por el Tetramorfos y escenas de la Asunción, Visitación, Natividad, Epifanía y Huida a Egipto.



FRONTAL DEL ALTAR

Aconsejo clicar sobre cada imagen horizontal para verlas con mayor detalle




El frontal de altar está decorado con dos técnicas: la pintura y el bajo relieve de estuco. En las escenas representadas vemos a la Virgen y al Niño Jesús centrandos en la composición, ambos ligeramente ladeados a la izquierda del frontal. Este detalle denota ya un cierto aire de innovación con el arcaizante hieratismo románico. El resto del frontal se divide en cuatro registros separados entre ellos por el compartimento central y por dos franjas divisorias.




María lleva corona, de nuevo una muestra de avance hacia el protogótico, y está sentada en un trono; el niño, aparece de pie en su regazo con nimbo crucífero, bendice con la mano derecha y con la izquierda sostiene el Libro de los Evangelios. Las dos figuras  se hallan dentro de una mandorla y en los ángulos que esta forma están los cuatro símbolos tetramórficos de los evangelistas. 




La escena superior de la parte superior izquierda  representa la Anunciación y la Visitación, separadas por una columna. Las figuras se acompañan de inscripciones que identifican a los personales: GABRIELLIS (Gabriel), AVE MARIA (María), ELISABET (Isabel), MARIA (María). 




En el lado superior derecho se representan las escenas de la Natividad y la Anunciación a los pastores acompañadas de las siguientes inscripciones: IOSE (José), PASTORES, IH PTP (?) y BACL (?). MARIA aparece identificando a la Virgen




En el registro inferior izquierdo se sitúa la escena de la Epifanía. El rey Gaspar se representa imberbe, siguiendo la línea de las pinturas murales de Santa María de Taüll según la cual los reyes magos representan las tres edades del hombre.




Por último, el lado inferior derecho lo ocupa la doble escena de la Matanza de los Inocentes y de la Huida a Egipto.




4 comentarios: