miércoles, 23 de mayo de 2012

Miquel Fuster


15 AÑOS EN LA CALLE




Miquel Fuster es un dibujante de comics o historietista -como se les llamaba en los sesenta- que con sólo 16 años, entró como aprendiz de dibujante en Ediciones Bruguera, y acabó siendo miembro de la célebre y ya desaparecida 'Selecciones Ilustradas', donde realizaban por encargo historietas para diversos mercados de todo el planeta. 




En la agencia, Miguel se especializó en cómic romántico, género en el que destacó especialmente aunque también llegó a dibujar para miticas historietas como el Capitán Trueno o el Jabato. Tras esta época dorada entró a principios de los años 80 a trabajar para Norma Editorial, pero los excesos, el alcohol y la mala fortuna hicieron que acabara viviendo en la calle; como un indigente de los tantos que vemos todos los días en cajeros o sin rumbo fijo.




Estuvo vagando por Barcelona y alrededores nada más y nada menos que 15 años, enganchado a la bebida, sobreviviendo malvendiendo algunos dibujos a los turistas ( de los que luego supo que cotizaban a  muy buen precio en EEUU ) y finalmente, pidiendo limosna. 




En 2003, con poco más de 40 kilos de peso a pesar de su 1'82 metros de altura, encontró apoyo en una Fundación, la cual le ayuda a dejar el alcohol y a obtener una habitación donde empezar a pintar. El 4 de diciembre de 2007 comenzó a publicar los bocetos de sus vivencias en su tremendo blog, logrando recogerlas en el álbum




Son realmente impresionantes los dibujos publicados , en los que materializa su experiencia en la calle y todos sus miedos y fantasmas- pero casi me llegan más, si cabe, los textos que los acompañan en los que describe de forma palpable el círculo vicioso del alcoholismo, las historias de sus compañeros indigentes, las agresiones y agravios injustificados y los niveles de humillación y degradación a los que son capaces -u obligados- a llegar estos seres humanos que malviven entre nosotros. La combinación de las imágenes y textos es sencillamente BRUTAL.




Estar al descubierto, vivir en la calle, es vivir en alerta roja constante, dice Miquel es como estar en un escaparate donde todo el mundo te puede agredir, sin más, y él lo sabe porque le rompieron la nariz con un adoquín, como nos relata en el primer cómic. 




. En palabras de Miquel recordando el consejo de un viejo amigo "cuando el cordero se aparta del rebaño, los lobos van a por él”.  Miquel nos interpela también a pensarnos como ciudadanos, como posibles agresores de los otros, ya sea por hacerlo como le hirieron físicamente, pero especialmente éticamente, cuando formamos parte de una masa de indiferencia o cuando les negamos la mirada o las palabras, porque son “forasteros indeseados”.



















































Portada del comic biográfico ilustrado por él mismo



El dibujante de cómics, ilustrador y pintor, Miquel Fuster ( Barcelona, 7 de febrero de 1944 ) Miquel pasó quince años en la calle. En la actualidad está totalmente rehabilitado gracias a la Fundación Arrels y en octubre acabará la desgarradora novela gráfica de su vida. Arrels es una fundación privada dedicada a la atención de personas sin hogar de Barcelona. Nació en 1987 y su objetivo principal es colaborar en el desarrollo integral de las personas en situación de exclusión social, concretamente en el de las personas sin techo que se encuentran en una situación más crítica. Hasta la fecha han atendido a más de 6.000 personas. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada